La Comisión de Derechos Civiles de Estados Unidos anunció el viernes que planea examinar los efectos que tendrían sobre las garantías individuales las leyes nuevas y estrictas de inmigración en varios estados.

La Comisión informó en un comunicado de prensa que tiene previsto investigar si la aplicación de las leyes ha incidido en un aumento en los crímenes de intolerancia, ha puesto en peligro la seguridad pública, agravado la discriminación racial y étnica, o afectado los derechos de los estudiantes a la educación pública.

El presidente del organismo, Martín Castro, dijo que la aplicación de las leyes podría afectar tanto a los inmigrantes como a los ciudadanos estadounidenses.

El periódico The Atlanta Journal-Constitution (http://bit.ly/sauWJP) informó que el grupo pondrá énfasis en las nuevas leyes en Alabama, Georgia y Carolina del Sur.

Las nuevas leyes en esos estados, así como en Indiana, se asemejan a una estricta ley aprobada el año pasado en Arizona. Todas enfrentan mecanismos legales de objeción.

___

Con información de: The Atlanta Journal-Constitution, http://www.ajc.com