El fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI) Luis Moreno Ocampo ha propuesto a las autoridades de transición en Libia que el hijo de Gadafi, Saif El Islam, sea juzgado por esa Corte en Libia y no en La Haya, según un documento publicado hoy por la Fiscalía.

"El fiscal ha propuesto una tercera posibilidad, que es que la CPI podría, si los jueces lo aceptan, juzgar a El Islam en Libia, empezando el proceso por la primera comparecencia del acusado y la confirmación de cargos", indica el documento que resume el viaje que esta semana efectuó Ocampo a Libia.

El fiscal de la CPI se trasladó al país norteafricano para tratar con las autoridades el futuro legal del hijo de Muamar El Gadafi.

Las otras dos posibilidades son, por un lado, que el juicio se realice en Libia y sea conducido por las autoridades de ese país y, por el otro, que sea la CPI quien le juzgue en La Haya.

Según el texto difundido hoy, las autoridades provisionales libias no se han pronunciado sobre esta posibilidad, pero "ni han confirmado ni han rechazado" la propuesta.

El documento también indica que Ocampo iba a encontrarse en un principio en la prisión con El Islam, pero declinó la entrevista cuando supo que el sospechoso no había solicitado la reunión.

Las autoridades libias indicaron esta semana que prefieren que El Islam sea juzgado en Libia por las autoridades nacionales, para lo cual primero tienen que cuestionar formalmente las competencias de la CPI, que solamente puede conducir casos cuando éstos no son investigados en el país donde se cometieron los crímenes.

Ocampo recordó que de decidir los jueces que Trípoli juzgue a El Islam, la CPI no podrá funcionar como consejera, como solicitó el Gobierno libio, porque no entra dentro de sus competencias.

Saif El Islam está acusado por la CPI de crímenes de lesa humanidad contra la población civil libia durante las revueltas del pasado febrero.