Cientos de personas marcharon el viernes para denunciar el incremento de feminicidios y la violencia de género en República Dominicana.

"Es una vergüenza que continúen en aumento los feminicidios" en República Dominicana, dijo Graciela de la Cruz, representante el grupo Ce-Mujer.

Naciones Unidas instituyó en 1999 la conmemoración en memoria de las hermanas dominicanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, que fueron asesinadas a golpes en 1960 por su oposición a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961).

"Dominicana tiene que dar ejemplo, no puede seguir siendo uno de los países donde hay más feminicidios", insistió De la Cruz, al término de la marcha de cientos de personas, en su mayoría mujeres, que llegó hasta el Palacio Nacional.

Las activistas y representantes de sindicatos entregaron en la sede del gobierno un documento en el que piden declarar al país en "emergencia nacional" por los altos niveles de violencia de género.

El documento llama a las autoridades a superar "su actitud irresponsable" frente a la proliferación de armas de fuego y a la tolerancia ante la violencia masculina.

De forma paralela a la marcha, artistas y líderes de opinión comenzaron una campaña para conseguir el compromiso de un millón de hombres para combatir la violencia de género.

"Es un contrato bajo el cual el hombre que firma asume la responsabilidad de no ser violento", explicó el médico Antonio Cruz Jiminián, cuya fundación organizó la campaña que se prolongará varios meses y a la que se unieron cantantes, actores, políticos y directores de medios de comunicación.

Ruth Medrano, representante de la federación de mujeres trabajadoras, recordó que según datos oficiales, en lo que va del año se han registrado 211 feminicidios, la cifra más alta de los últimos seis años.

Según el tercer informe sobre violencia contra la mujer del Centro Reina Sofía, de España, República Dominicana registra una tasa de 21 homicidios por cada millón de mujeres, el primer lugar de violencia de género de América Latina donde el promedio es de 9 por cada millón.

Medrano subrayó que además de los homicidios, hasta noviembre se habían reportado más de 64.000 denuncias de violencia contra la mujer.

Las estadísticas de la procuraduría general muestran que alrededor del 25% de todos los casos judiciales corresponden a violencia intrafamiliar, sin contar los homicidios y las agresiones sexuales.

La procuradora para asuntos de la mujer, Roxanna Reyes, destacó esta semana que mientras se han reportado más de 1.300 homicidios de mujeres a manos de sus parejas u hombres allegados en los últimos cinco años, sólo menos de 200 agresores están en la cárcel.

El procurador general, Radhamés Jiménez, anunció esta semana la creación de un cuerpo policial especializado en perseguir a los agresores de mujeres.