El Senado chileno, que lleva reunido desde hace más de 27 horas, aprobó hoy "en general" la propuesta original del Gobierno sobre la partida destinada a la educación en el presupuesto 2012, lo que abrió la puerta a su discusión en particular, es decir, punto por punto.

Fuentes del legislativo explicaron que era necesario hacerlo así debido a que la Cámara de Diputados rechazó el pasado lunes la partida presupuestaria de educación planteada por el Ejecutivo, que tiene trabada la aprobación del presupuesto de Chile para 2012.

El Gobierno ha propuesto destinar a la educación más de 11.000 millones de dólares de un presupuesto total de unos 60.000 millones de dólares, lo que supone un aumento del 7,2 % respecto a la cantidad asignada al sector en 2010.

La aprobación en general de esta propuesta dio paso al debate de cada una de las decenas de indicaciones que se han insertado a la propuesta original, tanto por el Ejecutivo como por los parlamentarios.

La oposición, que ha planteado incrementar en mil millones de dólares la partida, para hacer posible la gratuidad de la enseñanza a un porcentaje mayor de estudiantes universitarios provenientes de sectores con menores recursos, se ha abstenido de votar en la mayoría de las indicaciones sometidas a debate, que de este modo han sido aprobadas con los votos oficialistas y algunos independientes.

Las organizaciones estudiantiles movilizadas desde el pasado mayo en demanda de una educación pública gratuita y de calidad esperan que el próximo presupuesto recoja al menos algunas de sus demandas, que apuntan a que un 60 por ciento o más de los estudiantes de universidades públicas provenientes de los sectores de menores ingresos puedan cursar gratuitamente sus carreras.

En realidad, los estudiantes aspiran a una gratuidad para el total de los alumnos universitarios, pero sus dirigentes consideran que la aprobación de la misma para un porcentaje importante, es un punto de partida en la dirección correcta de sus objetivos, según han señalado los dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech).

La sesión se inició a las 10.30 del jueves (13.30 GMT), lo que la convierte en la más larga celebrada en el Parlamento chileno desde la recuperación de la democracia, en 1990.

En el Legislativo nadie quiere hacer apuestas sobre su duración definitiva, pero el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dijo este jueves que el Gobierno está tranquilo y piensa utilizar "todo el plazo" disponible para la aprobación de la iniciativa, que vence el 30 de noviembre.