Empujado por el nivel demoledor del goleador holandés Robin van Persie, Arsenal parece estar en condiciones de iniciar una arremetida tardía por la cima de la liga Premier al recibir el sábado al Fulham.

El club londinense salvó el orgullo inglés esta semana al vencer 2-1 a Borussia Dortmund para ser el único representante de la liga Premier que se aseguró el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones antes de la última fecha.

La victoria llevó a nueve partidos la racha invicta en casa de Arsenal, que llegó a la séptima posición de la Premier en igualdad de puntos con Chelsea tras un mal arranque de temporada que incluyó una derrota 8-2 ante Manchester United en Old Trafford.

Esos días oscuros, que llevaron a algunos analistas a dudar de la continuidad del entrenador francés Arsene Wenger, son ahora un recuerdo.

"Quizás algunos critican muy severamente a Arsenal, no sé por qué", dijo el mediocampista camerunés Alex Song. "Queremos demostrar que se equivocan con nosotros. Pero no queremos estancarnos y decir: 'Todo está saliendo bien y seguiremos así'. Queremos seguir creciendo".

Van Persie ha sido clave en la recuperación del equipo, al anotar 12 goles en sus últimos ocho partidos.

El holandés suma 13 tantos en 12 partidos de liga y, al marcar dos a Norwich el fin de semana pasado, se convirtió en el quinto futbolista de la Premier que anota más de 30 goles en un año.

"Robin está en la cima del mundo en este momento, esperamos poder mantenerlo en ese nivel", dijo Wenger. "Está en un período en que muestra que para él es natural meter goles. Cuando no estás desesperado por marcar, lo haces".

Sin embargo, para que Arsenal pueda luchar por el título, necesita que alguien frene la marcha arrasadora de Manchester City, en un arranque récord con 11 victorias y un empate y una diferencia de gol positiva de 31.

Man City, con cinco puntos más que Manchester United, visita el domingo al Liverpool, sexto por diferencia de gol. Los locales llevan un invicto de siete partidos y la temporada pasada vencieron 3-0 a los Ciudadanos en su última visita.

United recibirá al cuarto Newcastle, que estuvo invicto hasta perder con City en la fecha pasada, mientras que el quinto Chelsea espera a Wolverhampton en busca de calmar las críticas a su entrenador Andre Villas-Boas.