El gobierno español acordó el viernes el indulto parcial del consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, quien estaba sentenciado a tres meses de prisión e inhabilitación.

La condena fue conmutada por "la multa máxima prevista en la legislación", dijo el Ministerio de Justicia en un comunicado.

No se hizo público el monto de la multa, pero medios locales dijeron que podría rondar los 145.000 euros (192.390 dólares).

Sáenz fue condenado a seis meses de cárcel en 2009 acusado de presentar a sabiendas una denuncia falsa cuando presidía el banco Banesto a principios de los años 90. Años después, el Santander compró Banesto.

En un recurso posterior, el Tribunal Supremo redujo la pena a tres meses de prisión y el mismo período de inhabilitación para ejercer su oficio.

Banco Santander S.A., la mayor entidad financiera de España, dijo en un escueto comunicado que estaba "satisfecho" con la decisión del gobierno saliente.

En España, el indulto es una medida de gracia consistente en la remisión total o parcial de las penas de los condenados por sentencia firme, previa deliberación del gobierno en el Consejo de Ministros.

El gobierno suele conceder varios indultos a lo largo del año. La medida no elimina los antecedentes penales de la persona perdonada.