El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, pidió hoy, en un foro sobre gobierno y derechos humanos en Bogotá, respetar los asuntos internos de otros países, en una tácita alusión a unas declaraciones previas del expresidente colombiano Álvaro Uribe.

"Ante todo somos respetuosos de los Estados y de las decisiones democráticas de los pueblos sobre quiénes deben ser sus gobernantes, porque las relaciones internacionales (...) no se pueden basar en las afinidades ideológicas o partidistas de los gobernantes de turno", dijo Garzón.

El jueves, también en Bogotá, Uribe propuso a un grupo de opositores venezolanos elaborar un manifiesto de reclamo al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, por su postura amistosa con su homólogo venezolano, Hugo Chávez.

Uribe les propuso a los antichavistas que publicasen un documento en los días previos a la visita que Santos hará a Caracas el próximo 28 de noviembre, para reunirse una vez más con Chávez.

Garzón recordó hoy que "la cabeza de las relaciones internacionales descansa en el Presidente de la República" y añadió que, "así como nosotros no queremos que ningún país se entrometa en nuestros asuntos, nosotros también tenemos que no entrometernos en asuntos internos de otros países".

En la apertura del foro organizado por la Fundación Santillana, el vicepresidente subrayó que el Gobierno colombiano y el presidente Santos quieren "fortalecer cada día más y de manera integral las relaciones con todos los países, incluyendo los de la región y por supuesto con Venezuela y su Gobierno".

Con Venezuela, remarcó, "compartimos 2.300 kilómetros de frontera común" y consideró que "esta realidad nos obliga a entendernos y a mantener relaciones de cooperación".

Puntualizó que "así como no queremos que otros países intervengan en nuestros asuntos internos, debemos ser muy respetuosos de no hacerlo tampoco nosotros".

Uribe hizo la invitación a los antichavistas el jueves durante una reunión con miembros de la llamada Mesa de Unidad Democrática (MEU), que participará en los comicios primarios venezolanos de febrero próximo.

Entre los opositores venezlanos figuraban el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y el precandidato Pedro Medina, así como el líder socialcristiano Eduardo Fernández.