La Junta militar que gobierna en Egipto debe ceder el poder a una autoridad civil "lo antes posible", indicó hoy la Casa Blanca, sólo horas antes de que miles de egipcios se manifiesten para pedir lo mismo en la plaza Tahrir de El Cairo.

"EEUU cree fuertemente que el nuevo Gobierno egipcio debe tomar el poder con autoridad real inmediatamente", afirmó el Gobierno de Estados Unidos en un comunicado.

Según la Casa Blanca, "la transición egipcia a la democracia debe continuar con un proceso electoral rápido y todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad y prevenir la intimidación".

"Y aún más importante, creemos que la total transferencia del poder a un Gobierno civil debe tener lugar de forma justa e inclusiva que responda a las aspiraciones legitimas de todos los egipcios tan pronto como sea posible", añade.

La declaración de EEUU se produce a pocas horas de que miles de egipcios participen hoy en una manifestación bautizada como "El viernes de la última oportunidad" para exigir al Consejo Superior de las Fuerzas Armadas que deje el poder y lo transfiera inmediatamente a una autoridad civil.

Los opositores piden que los militares entreguen el poder a un consejo interino que gobierne el país hasta la celebración de las elecciones parlamentarias, cuya primera fase deberá comenzar en tres días, y, si el nuevo Parlamento le da su confianza, se quede hasta las presidenciales, antes del próximo 30 de junio.

Al menos 38 personas han muerto y cientos han resultado heridas en las manifestaciones llevadas a cabo en la última semana en Egipto y en especial en la plaza Tahrir.

"Exigimos a las autoridades egipcias que desarrollen una investigación independiente sobre las circunstancias de esos fallecimientos", indica la Casa Blanca, tras "lamentar profundamente la pérdida de vidas humanas".

EEUU "condena el excesivo uso de la fuerza contra los ciudadanos y hemos pedido contención a los dos bandos", añade.