Las últimas seis semanas de la temporada podrían deparar un repunte notable para los Patriots de Nueva Inglaterra.

Comparten el primer lugar de la Conferencia Americana con otros tres equipos y encaran su mayor desafío en lo que resta de la campaña el domingo, cuando visiten a Filadelfia. Los Eagles tienen una foja de 4-6 y son el equipo más decepcionante de la NFL este año. Están al borde de quedar eliminados en la Conferencia Nacional.

Así, hay muchas probabilidades de que los Patriots vuelvan a tener la mejor foja de la Americana. Desde luego, no son el equipo impresionante que tuvo un récord de 14-2 en el 2012, pero si ganan los compromisos que les quedan se ubicarán en 13-3.

Después de los Eagles, Nueva Inglaterra enfrentará a Indianápolis, Washington, Denver, Miami y Buffalo. Ninguno de esos equipos tiene una foja ganadora.

Pero fieles a su costumbre, los Patriots miran a cada oponente como en 2007, cuando concluyeron la campaña regular sin una derrota.

"Creo que necesitamos jugar realmente bien, ciertamente mejor de lo que hemos jugado en las últimas semanas", dijo el quarterback Tom Brady. "Hay muchas personas en nuestro equipo y en nuestro ataque que han aceptado realmente el desafío que nos han puesto los entrenadores y que van a jugar lo mejor posible. Creo que necesitamos hacer esto, es la época crucial del año, no nos quedan muchos partidos".

Filadelfia venció de visita 17-10 a los Giants de Nueva York el domingo por la noche gracias a una de las mejores series ofensivas que se hayan visto en la temporada: 18 jugadas, 80 yardas y un pase de anotación. Vince Young fue el artífice de ese ataque y podría volver como quarterback, ante la fractura de costillas que sufrió Michael Vick.

"Siempre que entras a un partido con un hombre que no ha jugado y que te llevas un triunfo como ése, particularmente en la recta final, ello te da confianza en sus capacidades y en la perseverancia del equipo", dijo el center Jason Kelce. "No quiero decir que no tenía confianza de que Vince lo lograría, pero definitivamente ahora confío más en él, luego del partido de los Giants".

La semana 12 comenzó con tres partidos el jueves, el feriado del Día de Acción de Gracias. En Detroit, los Packers de Green Bay se mantuvieron invictos al derrotar 27-15 a los Lions de Detroit.

Aaron Rodgers lanzó dos pases de anotación y los Packers ampliaron su ventaja en el tercer cuarto, al aprovechar una jugada en la que se ganó la expulsión Ndamukong Suh, tackle de Detroit.

Los Packers, campeones defensores del Super Bowl, tienen una foja de 11-0 por primera vez en su historia y han enhebrado 17 victorias en fila desde los playoffs.

Por su parte, los Cowboys de Dallas se impusieron 20-19 a los Dolphins de Miami.

Dallas (7-4) hiló su cuarto triunfo seguido y se apoderó en solitario del primer lugar de la División Este de la Conferencia Nacional, medio partido arriba de los Giants de Nueva York.

Y en un duelo fraternal, los Ravens de Baltimore vencieron 16-6 a los 49ers de San Francisco. John Harbaugh se llevó un emotivo triunfo sobre Jim, en el primer duelo en la historia de la NFL entre dos hermanos entrenadores.

Baltimore (8-3) capturó nueve veces al quarterback Alex Smith e igualó un récord del equipo que había conseguido en dos ocasiones previas. San Francisco (9-2) vio cortada su racha de ocho victorias consecutivas bajo las órdenes de Jim Harbaugh, quien dirige su primera campaña.

El domingo, Denver visita a San Diego, Chicago a Oakland, Pittsburgh a Kansas City, Houston a Jacksonville, Minnesota a Atlanta, Carolina a Indianápolis, Buffalo a los Jets de Nueva York, Cleveland a Cincinnati, Tampa Bay a Tenesí, Washington a Seattle y Arizona a San Luis.

El lunes por la noche, los Giants visitan a Nueva Orleáns.