Poco más de 1.000 inmigrantes sin permiso para estar en el país y con antecedentes penales fueron deportados de Carolina del Sur, dijo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Casi 3.800 inmigrantes ilegales fueron identificados mediante el programa Comunidades Seguras y poco más de 1.000, deportados, de acuerdo con estadísticas de la agencia difundidas el viernes por el periódico The State.

El programa del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas fue diseñado para atrapar y deportar a inmigrantes sin permiso para estar en el país y que han cometido delitos graves o son sospechosos de delincuencia mayor.

Los detractores del programa aseguran que éste propicia la desconfianza entre los inmigrantes y la policía.

El programa incluye compartir información. A todas las personas enviadas a prisión se les toman las huellas digitales, éstas son verificadas en una base de información del estado y se envían al FBI y al Departamento de Seguridad Nacional.

___

Con información del The State: http://www.thestate.com