Funcionarios del condado de Sonoma dijeron el viernes que no han visto un aumento de los accidentes de tráfico ni del delito desde que aplican una política que permite a los inmigrantes que entraron ilegalmente al país evitar la deportación cuando se los detiene por infracciones menores.

El diario San Francisco Chronicle dijo que la política anunciada el mes pasado permite a los agentes de policía aceptar la matrícula consular como documento de identidad.

Los inmigrantes ilegales mexicanos no pueden solicitar la licencia de conducir de California, y anteriormente, cuando se los detenía por infracciones, las autoridades debían arrestarlos, lo que a veces culminaba en la deportación.

El teniente de policía Glenn Lawrence dijo que ahora se los cita a responder por las infracciones, pero no se los arresta.

Más de 1.000 departamentos de policía de todo el país aceptan la validez de las matrículas consulares.