La policía brasileña realizó el viernes una amplia operación para desarticular una banda que distribuía pasta base de cocaína en 10 estados desde las cercanías de la frontera con Bolivia.

Según la policía federal, 18 personas fueron detenidas junto con 230,5 kilos de pasta base de cocaína y 40.000 reales (21.650 dólares) en el operativo iniciado en el estado fronterizo de Mato Grosso.

Las investigaciones sobre el tráfico de drogas comenzaron en enero con foco en la localidad de Porto Esperidao, cerca de la frontera con Bolivia, donde vive el principal investigado, quien no fue identificado.

El viernes, agentes policiales recorrieron 39 localidades en 10 estados brasileños en busca de 49 personas supuestamente implicadas en la red de distribución de la droga, según un comunicado de la policía federal.

Fueron detenidos la esposa y el suegro del sospechoso de encabezar la red de tráfico de drogas entre estados brasileños. Sus tres hijos y un yerno figuran entre los que están siendo buscados.

La policía no pudo aún determinar si había participación de personas en Bolivia que enviaban la pasta base de cocaína a Brasil. Los dos países comparten una frontera de más de 3.100 kilómetros, gran parte de la cual carece de vigilancia policial.