Latinoamérica está "subdesarollada" en términos de sistemas financieros frente a las economías de Europa, EE.UU. o Asia no solo en la bancarización de las personas sino en materia de crédito, según un informe difundido hoy en Caracas.

"Estamos muy por debajo de Europa, de EE.UU., de los países desarrollados, pero más grave aún, estamos muy por debajo de lo que sería acorde con el nivel de ingreso nuestro", dijo el vicepresidente de Estrategias de Desarrollo y Políticas Públicas de CAF Banco de Desarrollo de América Latina, Leonardo Villar.

Según el informe "Servicios Financieros para el desarrollo: promoviendo el acceso en América Latina", un 51,2 % de la población latinoamericana tiene una cuenta en una institución financiera, frente a un 38,2 % que no posee o no conoce los requisitos para abrirla.

El documento detalló, con base en una encuesta elaborada por la antigua Corporación Andina de Fomento (CAF) en 17 ciudades de la región, que Caracas, con un 81,6 %, encabeza la lista bancarización en contraste con la ciudad boliviana de Santa Cruz, donde apenas un 34,1 % posee una cuenta en una institución financiera.

Al consultar las causas por las cuales no poseen una cuenta, el estudio reveló que un promedio de un 65,8 % de los entrevistados dijo que no tiene suficiente dinero, un 20,6 % alegó la falta de trabajo y un 18,1 % prefiere disponer de su dinero de otra forma, entre otras.

Villar aseguró que si bien el "subdesarrollo" de la región se puede explicar en parte por "un nivel de ingreso menor que los países desarrollados", advirtió que "no es la única explicación".

"Podría influir la historia de América Latina (...), que afortunadamente ya pasó pero que todavía tiene impactos, de inflación, de inestabilidad macroeconómica, de crisis financieras", sostuvo el experto.

La investigación apuntó que Latinoamérica también está "rezagada en comparación con otras regiones, particularmente cuando se mide el volumen de crédito dirigido al sector privado" con relación al producto interno bruto (PIB).

"En 2007, este coeficiente se situó en 38 % en América Latina, mientras que en los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) se ubicó en 164 % y en Asia emergente alcanzó el 100 %", detalló el informe.

Aclaró, sin embargo, que el desarrollo de los sistemas bancarios "está lejos de ser homogéneo en la región", al destacar que Chile "alcanzó uno de los mayores avances en términos de profundidad financiera" con una relación del crédito privado con respecto al PIB de casi un 90 % en 2007, al igual que Panamá.

Mientras Argentina registró "el nivel de profundidad financiera más bajo de la región" con un 14 % en 2007, ya que, según el estudio, este país "pareciera arrastrar el efecto de la crisis bancaria de principios de la década" pasada.

También se situaron en este lado México, "tras la crisis de mediados de los años noventa", y Ecuador, donde hubo una crisis bancaria, agregó el documento.

Villar propuso que los Gobiernos eliminen algunas trabas y se creen instrumentos de información sobre los deudores o centrales de riesgo, así como mecanismos que faciliten acceso al crédito.

Advirtió que "cuando no hay restricciones en el acceso a servicios financieros, las empresas pueden crecer hasta cuatro veces más rápidamente" que aquellas que sí las tienen.