Los nombres de 1.799 personas figuran todavía en la lista de personas desaparecidas en la guerra de Kosovo desde comienzos de 1998 a finales 2000, informaron hoy en Belgrado representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Lina Milner, de la CICR, quien presidió hoy una reunión del Grupo de trabajo de expertos serbios y albano-kosovares sobre los desaparecidos, advirtió de que los avances son escasos y que en el último año y medio se esclareció el destino de sólo 74 personas.

El representante de Pristina, Pajazit Nusi, anunció hoy que la prioridad en 2012 en la búsqueda de informaciones sobre los desaparecidos serán las excavaciones en 36 localidades, en las que se sospecha podrían haber fosas comunes, informaron los medios serbios.

El presidente de una comisión gubernamental serbia encargada del asunto, Veljko Odalovic, declaró que es preocupante la falta cada vez mayor de informaciones que puedan ayudar en la ubicación de fosas o contribuir de otra manera al esclarecimiento del destino de los desaparecidos.

Odalovic abogó en ese sentido también por una investigación "urgente, imparcial y global" de denuncias sobre la supuesta venta de órganos humanos de presos serbios y "albaneses traidores" en Kosovo, en la que estarían involucrados dirigentes de la antigua guerrilla albano-kosovar UCK.

La cúpula política de la mayoría albano-kosovar proclamó la independencia de Kosovo en 2008, pese a la oposición rotunda de Serbia, de la que era provincia.