El presidente Juan Manuel Santos afirmó el jueves que las fuerzas militares diseñan un "nuevo plan de guerra" que espera sea definitivo para acabar el conflicto armado colombiano.

Dijo que el gobierno discute aprobar 7,2 billones de pesos (unos 3.726 millones de dólares) para costear ese nuevo plan en los próximos años, y a la vez mejorar los beneficios sociales para los uniformados y aumentar en 20.000 miembros el pie de fuerza de la Policía y en 6.000 el del Ejército.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, "ha convocado tal vez a los oficiales más estudiosos y más capacitados para ese fin preciso de rediseñar para esta etapa un nuevo plan de guerra, una nueva estrategia. Y eso debe estar listo... este fin de semana", dijo Santos.

A nuevos altos oficiales "les va tocar poner en marcha (ese plan) y si son exitosos entonces les va a tocar ser protagonistas de la historia que es ojalá el fin de nuestro conflicto", agregó Santos en un discurso por la clausura de los cursos de altos estudios militares y de defensa nacional.

"Les va corresponder hacer historia porque pienso realmente que la fase final de este conflicto que llevamos casi 50 años se acerca, se acerca si perseveramos, se acerca si continuamos teniendo los éxitos que se han logrado acumular a través de todos estos años", añadió el mandatario en el acto realizado en el Club Militar de Oficiales, al oeste de Bogotá.

Los grupos armados ilegales "están debilitados, pero hay que ser conscientes (de) que no están derrotados todavía; por eso hay que perseverar", dijo en el discurso divulgado por la página web de la Presidencia.

El mandatario no dio detalles de ese nuevo plan de las fuerzas armadas --con unos 247.000 miembros en el Ejército y unos 164.000 miembros en la Policía--, pero aseguró que no sólo se centraría en los llamados "objetivos de alto valor" o cabecillas de esos grupos, sino en golpear su logística y abastecimiento.

Santos a la vez ratificó que en caso las guerrillas den muestras de querer negociar la paz, está dispuesto a dialogar.

Ojalá que esos grupos ilegales "se den cuenta (de) que por esa vía (armada) no van a llegar a ningún lado", agregó.