El presidente electo del gobierno de España, Mariano Rajoy, mantuvo un encuentro privado y no anunciado con el mandatario saliente José Luis Rodríguez Zapatero para hablar de la crisis económica que sacude el país, informó un portavoz el jueves.

Un funcionario del Partido Popular (PP), que ganó las elecciones del domingo, dijo que Rajoy estuvo durante dos horas en la oficina de Zapatero el miércoles. El representante dio la información bajo la condición de anonimato en línea con las políticas del PP.

Se esperaba un encuentro de este tipo para agilizar el traspaso de poder tras la aplastante victoria del PP, que derrotó en las urnas al gobierno socialista después de siete años.

Pero la reunión fue cambiada al miércoles en una aparente señal de urgencia, mientras los costos de financiamiento para España, el desempleo y otros indicadores de la economía permanecen en niveles preocupantes.

Rajoy asumirá el cargo de jefe de gobierno a mediados de diciembre, pero Zapatero, como presidente en funciones, representará a España en una crucial cumbre europea el 9 de diciembre.

El diario madrileño El Mundo informó que los dos líderes acordaron una posición común para la cumbre, en la que se espera que España pida que el Banco Central Europeo siga comprando deuda española para aliviar la tensión y rebajar las tasas de interés que tiene que pagar por su financiación.

El funcionario del Partido Popular no pudo confirmar esa información.

Rajoy no ha hablado públicamente desde el día de su victoria electoral, sembrando dudas sobre sus planes y políticas para reflotar la economía y combatir la crisis de deuda y la tasa de desempleo de 21,5%.

La canciller alemana Angela Merkel felicitó a Rajoy por el triunfo, pero le urgió a tomar decisiones rápidas.