El mexicano Rafael Márquez, ex defensa del Barcelona español, reiteró hoy que no reforzará al Atlas del fútbol mexicano, ante la negativa de su equipo Red Bulls de Nueva York de la MLS de Estados Unidos.

"Al final no se pudo. La gente de Red Bulls no está de acuerdo con que yo venga a México y más no se puede hacer", dijo el jugador antes de la cena de gala que ofreció para recaudar fondos para la fundación que encabeza.

Márquez aceptó que la negociación fue complicada desde el inicio, pues su actual equipo no estaba dispuesto a prestarlo al Atlas "ni por tres, ni por seis meses", aseguró.

El defensa declaró estar satisfecho con la respuesta del equipo de fútbol neoyorquino de mantenerlo como parte del plantel, pero triste por no poder ayudar al equipo en el que comenzó su carrera y que está a punto del descenso.

Márquez descartó también la posibilidad de poder adquirir al club rojinegro mexicano, pues dijo que insistió en varias ocasiones sobre la manera en que los directivos deben dejar el club, pero no han podido llegar a un acuerdo.

"Lamentablemente no se ponen de acuerdo y no dejan de poner trabas. Tampoco rentar al equipo es viable, o todo el pastel o nada", sentenció.

Márquez planea regresar a Guadalajara en enero del próximo año a entrenar en las instalaciones del Atlas, mientras goza de un periodo vacacional con los Red Bulls.

Durante la cena de gala, Márquez estuvo acompañado de su esposa la modelo Jaidy Michel, así como de la ex velocista Ana Gabriela Guevara y el cantante mexicano Alejandro Fernández.