El presidente del Consejo de Ministros de Perú, Salomón Lerner, anunció hoy que el Gobierno aumentará durante 2012 el presupuesto destinado a los programas sociales, la educación, la salud y la seguridad.

Lerner hizo el anuncio durante una exposición ante el Pleno del Congreso de la República, donde dijo que el Ejecutivo busca conseguir una mayor inclusión social, reducir la pobreza y mejorar la productividad y la competitividad del país.

El presidente del Consejo de Ministros precisó que la Educación recibirá un 15,7 % más que en 2011, Salud un 11,3 % más y Orden Púbico y Seguridad Ciudadana se incrementará en 16,8 %.

Añadió que el presupuesto para 2012 ascenderá a 95.535 millones de soles (unos 35.383 millones de dólares), un monto equivalente al 18,4 % del producto interno bruto (PIB) y superior en 8 % al de 2011.

Lerner explicó que esto será posible gracias al incremento en 34 % en la obtención de recursos por canon, sobrecanon, regalías, rentas de aduana y participaciones.

El presupuesto de 2012 dará prioridad, acotó, a programas sociales como Juntos, Cuna Más, pensión 65, Beca 18 y el Sistema de Atención Móvil de Urgencias (Samu), que fueron los principales ofrecimientos que hizo el presidente Ollanta Humala durante la pasada campaña electoral.

Lerner indicó que también se destinará 4.884 millones de soles (1.808 millones de dólares) a la Reserva de Contingencia, que comprenderá los gastos coyunturales por el incremento de salarios para la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

Esa reserva también se utilizará para financiar un bono de desempeño que se entregará a los trabajadores del Poder Judicial y el Ministerio Público.

Lerner afirmó que el PIB del país crecerá hasta un 6 % en términos reales, lo que permitirá garantizar el equilibrio fiscal en las cuentas estructurales a partir del proyecto de presupuesto, al que calificó de conservador por la difícil coyuntura internacional.

Sin embargo, dijo que el Gobierno busca impulsar la conformación de un Estado moderno y descentralizado y una amplia cobertura de los derechos básicos, así como la inclusión social y económica.