El atacante argentino Pablo Daniel Osvaldo lamentó el que nunca se le convocó para jugar con la selección de su país y consideró que se encuentra al mismo nivel que los demás delanteros del equipo nacional.

"Yo espero que se arrepientan, excluyendo a (Lionel) Messi, en la cancha puedo competir con todos", expresó Oslvado en una entrevista que publicó el jueves la Gazzetta dello Sport.

Osvaldo, quien en 2007 la nacionalidad italiana, llegó esta temporada a la Roma, procedente del Espanyol.

En busca de variantes ofensivas, el técnico de Italia Cesare Prandelli lo convocó para dos partidos amistosos, contra Polonia y Uruguay.

Sorpresivamente, Osvaldo no se declaró hincha del club por el cual juega: "No soy un 'tifoso' de la Roma y por lo tanto no tengo nada en contra de la Lazio", afirmó.

También dijo que "no soy un amante del fútbol, lo juego y basta, y después no lo pienso más".

En cambio le gusta la música, que es lo que hará cuando deje de jugar: "Estudio guitarra y piano y ya se lo que haré después: el músico".

Tras haber jugado en Huracán en Argentina, Osvaldo llegó a Italia en 2006, militando con Atalanta, Lecce, Fiorentina, Bologna y Roma.

Aclaró que no se arrepiente de haber venido, "pero claro, haber llegado a Bergamo (norte del país) un 12 de enero, y encontrarme solo bajo la nieve en el día de mi 20 cumpleaños, me venía de llorar, me habría matado".