Al menos cuatro personas murieron hoy en el Yemen y decenas sufrieron heridas de bala en una manifestación en la que se pedía que el presidente del país, Ali Abdalá Saleh, sea juzgado por sus delitos, según pudo constatar Efe.

Grupos armados de supuestos partidarios del mandatario abrieron fuego contra una multitudinaria protesta en Saná, al día siguiente de que Saleh firmase en Arabia Saudí la iniciativa que supone su retirada del poder y la celebración de elecciones presidenciales.