La Comisión Europea (CE) anunció hoy que volverá a llevar a Alemania ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) por negarse a modificar la 'ley Volkswagen', que da a las administraciones públicas el derecho de veto en ciertas decisiones de esta compañía automovilística.

La CE cree que Alemania no ha cumplido las dos sentencias previas del Tribunal, que, según fuentes comunitarias, obligaban al estado federado de Baja Sajonia a aumentar su participación en el accionariado, actualmente del 20 %, para poder vetar ciertas decisiones.

Es por esto que el Ejecutivo comunitario pedirá a la Corte europea que imponga a Alemania dos multas, una de 31.114,72 euros por día a contar desde la fecha de emisión de la primera sentencia -en 2007- hasta que se cumpla, y otra multa de 282.725,10 euros diarios desde la emisión de la segunda sentencia.