El presidente de Endesa, Borja Prado, fustigó durante un acto oficial celebrado en Santiago de Chile a los líderes europeos por el papel que han desempeñado en la denominada "crisis de la deuda soberana".

Ha habido "demasiadas voces hablando en nombre de la Unión Europea, pero sin que nadie tenga claro quien tiene la autoridad ejecutiva,... si es que alguien la tiene", dijo Prado tras ser galardonado este miércoles por la Cámara Española de Comercio de Chile.

Durante su discurso -pronunciado en presencia de cinco ministros del gabinete de Sebastián Piñera y del secretario de Estado de Comercio Exterior de España, Alfredo Bonet- el presidente de Endesa apuntó que para encontrar una solución "puede que el precio a pagar sea una reducción de Europa".

"Europa vive un momento crucial, esta nueva crisis europea se expande por la Unión a gran velocidad. Lo que empezó siendo un problema bancario irlandés, hoy en día ha supuesto que 6 de los 17 países de la unión monetaria estén intervenidos", afirmó.

Según Prado, además de los tres países intervenidos "de forma oficial" (Grecia, Irlanda y Portugal), hay otros tres "de manera oficiosa (Bélgica, España e Italia).

"Han caído ya seis jefes de estado, es posible que caiga alguno más, y la prima de riesgo de uno de los bastiones de Europa, Francia, se está disparando", aseguró.

El presidente de la principal compañía productora y distribuidora de electricidad en España y Latinoamérica consideró que los países europeos han perdido más de un año en la resolución de la crisis por dos razones.

Entre las acciones ineficaces o desacertadas, Prado enumeró "proteger a los bancos y tenedores de bonos sin tener en cuenta el coste, aprobar planes de rescate parciales que siempre han demostrado ser insuficientes y confundir liquidez con solvencia".

Además, "realizar test de stress a los bancos que no han servido para nada, porque son incompletos y poco creíbles. Y así lo han denunciado los 17 bancos centrales que hay en Europa; cada uno tiene su propia solución", apostilló.

También ha sido un error, prosiguió, "reducir la masa monetaria a base de incrementar el 'core capital' de los bancos, con la consiguiente restricción del crédito y por tanto de la economía".

Y otra de las graves equivocaciones, según él, ha consistido en "mostrar una tremenda debilidad a la hora de tomar decisiones, es decir, un día anunciar que se va a hacer una cosa y al día siguiente negar lo que se dijo el día anterior".

A pesar del sombrío panorama de su discurso, Prado se dijo optimista respecto al hallazgo de soluciones que, a su juicio, "pasan por una Europa más unida y más fuerte, aunque puede que el precio a pagar sea una reducción de la misma", admitió.

Entre las medidas que alejarían la incertidumbre que acecha a los mercados, citó la unificación de la regulación bancaria y la creación de los eurobonos.

Además de a Prado, la Cámara Española de Comercio de Chile premió a Roberto de Andraca (Santiago de Chile, 1934), presidente de la metalúrgica CAP, ambos por "la modélica responsabilidad social" que han impulsado al frente de sus respectivas empresas.

La entrega de los premios anuales a los Empresarios Universalmente Destacados tuvo lugar un día después de que los Príncipes de Asturias, de visita oficial en este país, inauguraran el Foro de Inversiones y Encuentro Empresarial Chile-España, en el que participan unas 600 compañías de ambos países.