Un ejecutivo japonés camina frente a un tablero electrónico con resultados de la Bolsa de Tokio (Japón). EFE/Archivo