Un cargamento de 155 kilos de marihuana paraguaya fue decomisado en Chile por la Policía de Invstigaciones (PDI), que además detuvo en la operación a tres traficantes, dos de ellos argentinos, informaron hoy fuentes de la institución y la Fiscalía.

La droga era transportada en un camión que el pasado martes ingresó a territorio chileno desde Argentina a través del paso Los Libertadores, a unos 1690 kilómetros al noreste de Santiago, precisaron las fuentes.

Según dijeron a los periodistas el fiscal a cargo, Patricio Rosas y el subprefecto de la PDI Víctor Rivera, información reunida en la investigación de otros casos de narcotráfico permitió a las autoridades enterarse con anticipación de la llegada del alijo de marihuana.

Por ello, el camión con la droga y un automóvil que lo escoltaba fueron vigilados desde que cruzaron la frontera e interceptados en una plaza de peaje cercana a Santiago.

La droga, que estaba oculta en un segundo estanque de combustible del camión, especialmente acondicionado, sería entregada a traficantes del área poniente de la capital chilena para su distribución y venta, señalaron las fuentes.

La marihuana estaba envuelta en paquetes cubiertos con cera, para evitar que fueran detectados durante los controles aduaneros, pero esa precaución no impidió que fuera detectada por los perros adiestrados por la PDI.

En la operación fueron detenidos la chilena Angelina Devoto Valderrama, de 51 años, y los argentinos Pablo Cortez (36) y Francisco Maldonado (32), que durante este jueves serán imputados formalmente por el delito de tráfico de drogas.