Un Juzgado de Trabajo de Costa Rica declaró hoy ilegal la huelga que mantienen los anestesiólogos de la estatal Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) desde hace una semana y que ha ocasionado la suspensión de unas 1.500 cirugías en los hospitales del país.

Ante este fallo, el Ministerio costarricense de Salud anunció en un comunicado que acudió ante la Fiscalía General "para interponer formalmente una denuncia penal contra todos los médicos" que se han negado a cumplir con sus labores.

La resolución judicial establece que "el servicio que brindan los médicos es de carácter esencial, pues se está en presencia de un derecho fundamental como lo es el derecho a la salud" y que por esta razón no pueden mantenerse en huelga indefinida como hasta ahora.

Los anestesiólogos reclaman un beneficio adicional en vacaciones, mejoras salariales y arreglos en los quirófanos, y a pesar de diversas reuniones de negociación, aun no se vislumbra un arreglo con las autoridades de la CCSS.

La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, criticó duramente el movimiento e indicó ayer que se está considerando la posibilidad de pedir ayuda a especialistas cubanos y colombianos para atender a los pacientes que han perdido sus cirugías en la última semana.

La huelga de unos 76 anestesiólogos mantiene paralizadas las intervenciones quirúrgicas en los 29 hospitales públicos del país, que atienden al grueso de la población.