Las minorías representarán la mayoría de los electores en tres nuevos distritos legislativos en Texas bajo la propuesta de un nuevo mapa distrital dado a conocer el miércoles por una corte federal en el estado.

Pero el procurador general republicano de inmediato presentó una apelación a la Suprema Corte para bloquear los mapas.

Si las elecciones de 2012 se realizaran bajo los nuevos mapas interinos, los demócratas tendrían una ventaja en momentos en que tratan de recuperar la Cámara de Representantes para tratar de arrebatar más asientos en la legislatura que es controlada por los republicanos.

Actualmente las minorías son mayoría en 10 de 32 distritos en Texas y el nuevo mapa subirá esas cifras a 13 de 36 si, como se espera, la corte aprueba el mapa.

La corte federal con sede en San Antonio diseñó los mapas después de que grupos minoritarios demandaron al estado reclamando que un mapa diseñado por el Congreso estatal que es controlado por los republicanos no reflejaba el crecimiento de la población negra e hispana en Texas.

En un caso por separado en Washington, una corte federal se negó a aprobar el mapa elaborado por los legisladores sin un juicio, en acuerdo con el Departamento de Justicia en el sentido de que había suficiente evidencia para cuestionar si afectaba la representación minoritaria.

También el miércoles, el tribunal de San Antonio emitió los mapas finales para los distritos en el Senado y la Cámara de Representantes que podrían dar una mayor representación a las minorías.

El procurador de Texas Greg Abbott y otros líderes republicanos han negado que alguno de los mapas elaborados por el Congreso estatal haya disminuido el poder electoral de la minoría y denunció el mapa presentado el miércoles.

Lauren Bean, vocera del fiscal estatal, dijo que Abbott pidió a la Suprema Corte de Estados Unidos ordenar que todos los mapas elaborados por la legislatura estatal sea utilizado en lugar de los que hizo la corte federal en Texas.

Los legisladores trazan nuevos distritos cada 10 años para reflejar los cambios en los datos del censo. Texas tendrá cuatro nuevos asientos legislativos en 2012.

"Ciertamente es un mapa del que estamos muy, muy orgullosos. Estamos hablando de cuatro nuevos distritos legislativos y hemos mantenido durante mucho tiempo la participación de aquellos que pertenecen a latinos y minorías que crecieron en este estado", dijo el legislador Trey Martinez Fischer, líder de la Asamblea Partidista Legislativa Méxicano-Estadounidense.

La corte rediseñó los distritos 23 y 27 en el oeste de Texas y a lo largo de la costa sur para hacerlos más hispanos y creó el distrito 35 en el centro del estado que también tiene mayoría hispana. La corte también trazó el nuevo distrito 33 en el área de Dallas-Fort Worth donde los blancos son minoría.

Los cambios en los distritos 23 y 27 ponen a los republicanos Blake Farenthold y Francisco "Quico" Canseco en riesgo de perder sus asientos en la Cámara de Representantes.

"Estoy conforme con el mapa que trazó la corte y que representa mejor al estado de Texas", dijo el legislador demócrata Joaquín Castro a The Associated Press.

Más de 87% del crecimiento poblacional en Texas desde el año 2000 ha sido entre las minorías . En 2010, los blancos bajaron a más de 50% de la población en el estado, aunque todavía representan la vasta mayoría de los funcionarios en elecciones.