El técnico del Barcelona, Pep Guardiola, ha destacado que "nunca es fácil ganar en San Siro al Milan", por lo que le "llena de orgullo" el papel de sus hombres en la victoria ante el equipo rossonero (2-3).

"Estamos contentos por la victoria y el primer puesto, pero lo más importante es el público porque jugamos para ellos", ha dicho el preparador catalán en rueda de prensa tras el encuentro.

"El señor Allegri dice que está contento por haber jugado mejor en el partido de ida. Ganar en San Siro, al Milan, pues qué queréis que os diga... hicimos un muy buen partido en la ida y venir aquí y jugar tan y tan bien, al ataque y generando tantas ocasiones de gol, nos llena de orgullo", ha admitido.

Y es que, aunque ha considerado que los dos enfrentamientos ante el equipo italiano "han sido muy buenos", ha reiterado la dificultad de vencer al Milan en su feudo: "no es fácil y es un honor".

Especialmente con la arriesgada defensa de tres hombres que ha planteado Guardiola, entre los que no ha estado Gerard Piqué. "Si uno quiere venir a San Siro y tener control, o quita a un defensa o a un atacante. En función del contrario he decidido jugar con tres y gente con rápida, con piernas. Claro que Gerard podría haber jugado, pero he pensado jugar así".

"Es un riesgo jugar con tres, pero lo pones en una balanza. Te llegan más, pero tenemos más juego y ocasiones. No podemos venir a San Siro y que no te creen problemas. Por eso son un gran equipo y tienen una gran tradición", ha subrayado.

En este sentido, Guardiola ha elogiado el partido que ha realizado su exjugador Zlatan Ibrahimovic, con quien tuvo sus diferencias durante su etapa en el Barcelona, y con el que ha asegurado que no ha tenido oportunidad de hablar esta noche.

"Cuando tiran el balón largo, Ibra es imparable. Salta mejor que nuestros defensores y es más fuerte. Queríamos evitar meter el culo atrás en defensa, por eso presionábamos mucho a Thiago Silva y Nesta. Ha generado mucho peligro", ha explicado.

Respecto al fútbol italiano, Pep ha recordado la potencia de sus tres representantes, asegurando que "no me gustaría encontrarme otra vez al Milan, porque ahora nos conocemos más. Mi opinión del fútbol italiano es muy alta, aunque filosóficamente mi manera de entender el fútbol sea distinta. Son unos animales competitivos".

Ya respecto a su equipo, ha asegurado que sus hombres no juegan "para dar golpes de autoridad o demostrar que son mejores o peores. La intención es jugar un buen partido y mejor que el contrario, no jugamos para demostrar que las opiniones de los demás están equivocadas".

Y es que, a su juicio, "hay la certeza absoluta de que con otros jugadores y en otro equipo yo no lo hubiera conseguido. Ellos con otro entrenador quizás sí".

Por último, ha elogiado el partido de Thiago, de quien ha dicho que es "de lo más atrevido que tiene esta plantilla. Thiago se quiere a sí mismo, se siente guapo", ha bromeado, terminando con una referencia a su ayudante Tito Vilanova, operado ayer de un tumor: "Ha escuchado el partido por radio y me consta que está contento y feliz".