La República Dominicana subrayó hoy que el estadounidense de origen dominicano José Pimentel, de 27 años, acusado en Estados Unidos de ser un "simpatizante" de Al Qaeda y de planear atentar en Nueva York, reside desde los cinco años en el país norteamericano y posee esa nacionalidad.

La Cancillería dominicana admitió en un comunicado que el detenido nació en la República Dominicana, pero subrayó que "se ha hecho hincapié exageradamente" en la condición de dominicano de Pimentel "cuando por tiempo de residencia, cultura y asimilación su experiencia de vida dista de (...) tradiciones y prácticas ciudadanas" dominicanas.

El Gobierno, sin embargo, estaría en disposición de brindar asistencia legal a Pimentel si éste la solicitara a pesar de que "sus conexiones culturales sean débiles" con República Dominicana, agregó.

"Como dominicano y/o norteamericano, tiene derecho a la presunción de inocencia y a un juicio justo, con respeto a los debidos procesos", señaló la información.

La Cancillería indicó, además, que aunque "las circunstancias del arresto y otros detalles novedosos que continúan emergiendo rodean el caso de un ambiente confuso, se trata de un hecho aislado que en nada compromete la buena imagen de la numerosa comunidad dominicana en Estados Unidos".

La detención de Pimentel fue anunciada el domingo por el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, quien describió al acusado como un "lobo solitario" que aprendió a fabricar bombas gracias a un artículo en una revista de Al Qaeda en Internet.

Bloomberg dijo en rueda de prensa que Pimentel estaba "resentido" por la presencia de tropas de EE.UU en Irak y Afganistán.

Las autoridades aseguraron tras la detención que el acusado se convirtió recientemente al Islam y quería cambiar su nombre por Osama Husein, "en honor a sus dos ídolos", el exlíder de Al Qaeda Osama Bin Laden y el exdictador iraquí Sadam Husein.

Informaron también que el joven era "seguidor" del clérigo radical Anuar al Awlaki, fallecido en septiembre en un ataque de EE.UU. en Yemen.

La próxima vista judicial de José Pimentel fue retrasada ayer hasta el próximo 5 de diciembre tras la designación de un nuevo abogado defensor para el caso.

El padre del acusado, Juan José Pimentel, quien reside en el norte dominicano, rechazó cualquier vinculación de su hijo con el terrorismo y reclamó profundizar la investigación.

"Ese muchacho no es capaz de halarle (tirarle de) los cabellos a una gente, y veo que ahora me lo están presentado como un Bin Laden", dijo el hombre en una entrevista publicada hoy por el periódico local Listín Diario.

El dominicano reconoció que su hijo atravesaba por una crisis depresiva debido a la ruptura de su matrimonio y porque su exmujer se negaba a dejarle ver a un hijo en común.