El primer ministro ruso, Vladímir Putin, pidió hoy a la oposición que anteponga los intereses nacionales a los partidistas, en vísperas de las elecciones parlamentarias, ante los riesgos de inestabilidad debido a la crisis financiera global.

"El partido gobernante y la mayoría esperan de la oposición que se comporte con moderación y que no haga olas", señaló Putin durante su intervención ante la Duma o cámara de diputados, citado por las agencias rusas.

Putin considera que la presencia de partidos con diferentes visiones en el Legislativo "es uno de los fundamentos de la democracia parlamentaria", pero las formaciones opositores deben comportarse con responsabilidad.

"La estabilidad del país, su soberanía, el bienestar de millones de personas son cosas que deben anteponerse a los intereses partidistas", agregó.

"El único criterio aquí -En su opinión-, es el beneficio para Rusia", que celebrará este 4 de diciembre elecciones parlamentarias.

Putin, quien ha anunciado que presentará su candidatura a las elecciones presidenciales de marzo próximo, advirtió de que Rusia "tiene por delante muchos factores de incertidumbre y riesgos".

"En condiciones de tormenta, tempestad y crisis es muy importante que todo el equipo trabaje de manera mancomunada para que la barca no vuelque. En tales situaciones los intereses de clan o de grupo deben pasar a un segundo plano", subrayó.

El primer ministro recalcó que "la oposición existe para que el partido gobernante agarre con más fuerza el timón".

"Rusia tiene ante sí nuevos desafíos y su solución sólo será posible si asumimos juntos nuestra responsabilidad común ante el país y sus ciudadanos", indicó.

En lo que era la última sesión plenaria antes de los comicios legislativos, Putin agradeció a los diputados su cooperación con el Gobierno, lo que facilitó su trabajo a la hora de afrontar los embates de la crisis económica.

Según las encuestas, el partido del Kremlin, Rusia Unida, no superará el 50 por ciento de votos en las elecciones legislativas, aunque, debido al sistema de reparto de escaños, es muy probable que renueve la mayoría absoluta en la Duma o cámara de diputados.

El 96 % de los rusos está convencido de la victoria de Rusia Unida, pero al mismo tiempo más de la mitad de los rusos creen que las elecciones "serán una imitación de votación y el reparto de escaños será determinado por las autoridades" y que se usarán métodos "sucios".

Según las encuestas, también accederán al arco parlamentario los comunistas y nacionalistas, y previsiblemente el partido Rusia Justa, mientras los partidos minoritarios se quedarán fuera de la Duma.