Panamá asegurará la integridad física del exgeneral Manuel Antonio Noriega una vez sea entregado por Francia en una fecha aún por determinar, pero que será antes de las Navidades, informó hoy el canciller panameño, Roberto Henríquez.

"Noriega es un reo de alta sensibilidad, que manejó los destinos de este país y así como tiene seguidores, tiene adversarios (...) con lo cual vamos a tener medidas muy estrictas en cuanto a su traslado y presencia en Panamá", dijo Henríquez en una rueda de prensa.

La sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París dio hoy el visto bueno al envío de Noriega a Panamá, una semana después de que Estados Unidos autorizase el trámite de la segunda demanda de extradición de este país contra el exdictador.

Henríquez explicó que Panamá aún tiene que esperar la notificación de las autoridades francesas sobre la extradición de Noriega, pero estima que se producirá antes de 15 días, por lo que se trabajará de manera inmediata para su repatriación.

En ese sentido, señaló que una delegación de cinco personas, incluyendo un médico, viajará en su momento a París para recibir a Noriega, quien una vez en suelo panameño será entregado a las autoridades judiciales para su reclusión en un centro penitenciario.

Explicó que el viaje a Panamá será en un vuelo comercial, en el que Noriega irá acompañado por dos guardianes, dos representantes de la Cancillería panameña y un médico.

Dijo que el traslado tendrá un costo aproximado a los 10.000 dólares, que será asumido en su totalidad por el gobierno panameño.

Henríquez indicó que se prevé que el sistema judicial, una vez se haga cargo del exdictador, lo recluya en un centro penitenciario, pero precisó que estos detalles son responsabilidad del Ministerio de Gobierno.

Añadió que también es responsabilidad del Ministerio de Gobierno elegir el lugar donde será recluido Noriega, aunque aseguró que por ser un reo que tiene condiciones especiales, es muy probable que sea conducido a un penal que reúna las condiciones necesarias.

La ministra de Gobierno, Roxana Méndez, informó hace unas semanas de que Noriega será recluido en el centro penitenciario El Renacer, en un lugar al que se le han hecho algunos acondicionamientos.

Méndez ha negado que el Gobierno esté ocultando información sobre las condiciones de reclusión que tendrá Noriega, después de que el canal de televisión local TVN2 difundiese unas imágenes de unas instalaciones que son preparadas supuestamente para recibirlo.

Dichas imágenes muestran una estructura de dos pisos que cuenta con una pequeña cocina y un saloncito amueblado, sin que, según TVN2, las autoridades hayan desmentido que no se trata del lugar en el que estará recluido el exdictador.

Finalmente, el canciller Henríquez aseguró que la sociedad panameña será informada de la llegada de Noriega a Panamá, pero siempre resguardando la seguridad de quien fuera el hombre fuerte de este país centroamericano.

A Noriega le esperan penas en Panamá que suman más de 60 años de cárcel, por delitos que van desde homicidio hasta daños al medio ambiente.

Entre los casos pendientes está la desaparición y homicidio, en 1968, de un soldado panameño-estadounidense y dos más por la desaparición de dirigentes opositores, en 1969 y 1970.

Noriega está encarcelado desde 2010 en Francia, adonde llegó desde Estados Unidos, y actualmente cumple una pena de siete años por blanqueo de dinero del narcotráfico.

Desde 1990, luego de ser derrocado por fuerzas estadounidenses que invadieron Panamá, Noriega estuvo encarcelado en EE.UU. por narcotráfico hasta su envío a Francia en 2010.