Moody's Investors Services advirtió que podría degradar la calificación crediticia del gobierno de Estados Unidos si el Congreso no respalda el recorte automático del déficit por 1,2 billones de dólares a realizarse en la próxima década.

La agencia calificadora señaló que no reducirá la evaluación de la deuda a largo plazo de la nación después de que un comité especial del Congreso fracasó esta semana en su búsqueda de lograr un acuerdo de recortes alternativos para el déficit.

Ese hecho detonó los recortes automáticos, los cuales iniciarán en el 2013. Moody's dijo que cualquier esfuerzo de reducir esos recortes podría forzar a la agencia a degradar la calificación que da a la deuda estadounidense.

Moody's otorga actualmente a la deuda pública de Estados Unidos la máxima calificación de Aaa, pero con una perspectiva negativa.