Aunque viene de una temporada en la que fue duramente criticado por sus malas actuaciones, el portero Armando Navarrete dijo el miércoles que no saldrá del América y seguirá como el portero titular para el torneo Clausura 2012.

En su primera temporada como fijo con las Aguilas, a Navarrete le anotaron 31 goles en los 16 partidos en los que jugó, el promedio más elevado de cualquier guardameta titular en el Apertura 2011.

"He luchado tanto por estar aquí que no pienso salir. Sé que no se tuvo un buen torneo, pero estoy aquí para poder revertir eso", dijo Navarrete, quien había pasado 11 temporadas como suplente en el América. "Tengo sed de revancha y hambre de conseguir cosas con este equipo".

Navarrete, quien tomó el puesto de titular tras la salida del estelar Guillermo Ochoa al Ajaccio francés, había sido puesto como transferible por la directiva encabezaza por Michel Bauer, quien dejó la presidencia del equipo en manos de Ricardo Peláez en medio de una crisis de resultados.

América terminó en el penúltimo puesto de la clasificación general, su peor actuación desde que fue sotanero general en el Clausura 2008.

"Está en todos nosotros el poder revertir esto, siempre he dicho que después de algo malo viene lo bueno", agregó el arquero de 31 años. "Esa es la mentalidad que debemos tener siempre".

Las malas actuaciones de Navarrete, junto a la llegada del ex entrenador del Atlante Miguel Herrera al banquillo de las Aguilas, provocaron una ola de rumores sobre el supuesto fichaje de Moisés Muñoz, arquero de los Potros de Hierro.

"Lógico van a traer a otro portero para competir. Así es esto del fútbol. Si llega, sería una competencia sana. Lo conozco y siempre el que venga a aportar es bienvenido", dijo Navarrete.