Los padres de Madeleine McCann, la niña inglesa desaparecida en Portugal en 2007, afirmaron hoy que el clausurado dominical británico "News of the World" les "coaccionó verbalmente" para lograr una entrevista que no querían conceder.

Gerry y Kate McCann comparecieron hoy ante el juez Brian Leveson, que preside una investigación sobre las prácticas periodísticas en relación al caso de las escuchas ilegales del dominical de Rupert Murdoch "News of the World", que fue cerrado en julio.

En el testimonio ofrecido hoy, los padres de la pequeña recordaron el "enfado" mostrado por el entonces director del citado tabloide, Colin Myler, al enterarse de que el matrimonio había sido entrevistado por la revista "Hello!" al cumplirse el primer aniversario de la desaparición de Madeleine.

En esta pesquisa, donde se evalúa la ética periodística, Gerry y Kate explicaron que acordaron entonces hablar con esa publicación por su difusión internacional, ya que formaban parte de una campaña para promover un sistema de alertas europeo para encontrar a niños desaparecidos.

Uno de los motivos por los que optaron por hablar con "Hello!" fue porque la revista se vende por toda Europa, lo que podría ayudar en la búsqueda de su hija.

Los McCann indicaron que cuando Myler se enteró de que su rotativo había sido desdeñado en favor de "Hello!", reaccionó "enfurecido".

"Nos estuvo reprendiendo por no dar la entrevista al 'News Of The World' y nos dijo cuánto les había apoyado el periódico", relató Gerry McCann.

El padre de la pequeña "Maddie" aseguró que Myler básicamente les "coaccionó verbalmente", haciéndoles sentir "culpables" hasta que acordaron dar una entrevista a ese tabloide al día siguiente "pese a no querer hacerlo en realidad".

Por su parte, Kate McCann añadió que ese incidente se produjo durante "una época extremadamente estresante" para la pareja.

"Recibir una llamada así... la verdad es que casi hace que te sientas culpable", admitió la madre de la pequeña.

En otro punto de su declaración, los padres de Madeleine también describieron su viaje al aeropuerto en el momento de regresar a Inglaterra como "una de las experiencias más aterradoras que alguien puede tener" por el acoso mediático.

También se refirieron al dolor sufrido por los titulares engañosos que algunos medios publicaron sobre ellos: "Queríamos gritar que no era cierto, pero cuando se trata de tu voz contra los poderosos medios, no tiene sentido", afirmó Kate McCann.

Madeleine tenía casi cuatro años cuando desapareció del apartamento donde veraneaba su familia en Portugal el 3 de mayo de 2007, mientras sus padres cenaban con un grupo de amigos en un restaurante cercano a la vivienda.

Pese al despliegue de una enorme operación policial y de una campaña de publicidad que se extendió por todo el mundo para buscar a la pequeña, Madeleine nunca ha sido encontrada.