La estación interplanetaria rusa Fobos-Grunt, que por un fallo aún no aclarado quedó en órbita terrestre en lugar de tomar rumbo a Marte, ha dado señales de vida, declaró hoy en un representante de la sector de la industria aeroespacial rusa.

"Esta noche nuestros colegas europeos consiguieron recibir una señal del aparato Fobos-Grunt, lo que significa que está vivo", dijo la fuente en condiciones de anonimato a la agencia Interfax

Agregó que es la primera vez que se logra establecer contacto con la estación, que fue lanzada al espacio hace dos semanas.