La entidad estatal Correos de Cuba se convertirá en un grupo empresarial a mediados de 2012 con el objetivo de modernizar su administración y buscar más eficiencia y calidad, dentro del marco de las reformas económicas emprendidas por el Gobierno del presidente Raúl Castro.

El semanario económico oficial Opciones indicó que Correos de Cuba "se despojará de una añeja mega estructura, que obstaculizaba su desarrollo, para asumir formas más modernas de administración, garantes de eficiencia y calidad".

Con una estructura de más de 1.080 entidades y unos 13.600 empleados, la empresa maneja servicios como la distribución de la prensa, la correspondencia y los envíos y también realiza prestaciones relacionadas con cobros de la Seguridad Social y créditos, entre otros.

Su nuevo modelo como grupo empresarial incluirá 18 entidades territoriales y otras dedicadas particularmente a mensajería, cambio internacional, aseguramiento y "organización superior de dirección".

Opciones informó que el cierre económico de este año "sellará" el proceso de "reordenamiento y transformación" que Correos de Cuba realiza desde 2008.

Su director de estrategia, Raúl Marcial Cortina, destacó al semanario que entre los objetivos de la transformación está la "descentralización", para que cada empresa organice y dirija los servicios según su territorio.

Recientemente, el Gobierno cubano anunció la reestructuración del sector azucarero, en otras épocas el principal motor económico del país, y no se descartan medidas similares en otras áreas económicas.

El histórico Ministerio del Azúcar fue suprimido en septiembre y este mes se formalizó su sustitución por un grupo empresarial que aglutina a 25 entidades.

El reajuste incluyó reducciones de plantilla y causó afectaciones al 45 % de los trabajadores del sector azucarero.