El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy la aprobación de un préstamo de 452 millones de dólares para el saneamiento de la Bahía de Guanabara, en Río de Janeiro.

El objetivo del proyecto es ampliar el servicio de recolección de aguas servidas a un 80 por ciento de la población del estado de Río de Janeiro para el año 2018, uno de los puntos turísticos más conocidos de Brasil, en el que viven más de 10 millones de personas.

El Programa de Saneamiento Ambiental de los Municipios de la Bahía de Guanabara (PSAM, por su sigla en portugués), será llevado a cabo por el Gobierno regional.

"El objetivo es mejorar la recolección de aguas servidas y los niveles de tratamiento de depuración, y de esta manera reducir los desechos domésticos orgánicos que llegan a los canales de agua", explica Yvon Mellinger, jefa del equipo del proyecto del BID, en un comunicado.

Se espera que casi 360.000 hogares obtengan acceso al servicio de recolección de aguas servidas y mejore la calidad del agua en la bahía, lo que según el BID beneficiaría de manera directa a cerca de 1,7 millones de personas.

El proyecto implica no solo la instalación de recolectoras de aguas servidas y de sistemas de depuración, sino también las inversiones para mejorar los servicios públicos que ofrecen distintos órganos estatales, así como la promoción de políticas de saneamiento sostenible en los municipios.

El estado de Río de Janeiro ya se había comprometido con el Comité Olímpico Internacional (COI) a invertir en la recuperación ambiental de la Bahía de Guanabara cuando la capital, Río de Janeiro, fue elegida sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

El préstamo del BID tiene un plazo de 25 años, y cuenta con una financiación adicional de 188 millones de dólares por parte del Gobierno estatal, lo que suma una inversión total de 640 millones de dólares.