La economía estadounidense recibio una mezcla de noticias buenas y malas el miércoles en la víspera de una temporada crucial para el consumo.

El gasto consumidor apenas creció en octubre en Estados Unidos y las empresas redujeron sus inversiones en bienes fabriles de larga duración. Con todo, los ingresos de los estadounidenses aumentaron en la mayor cuantía en 7 meses, indicó el miércoles el departamento de Comercio.

Un informe separado indicó que las empresas redujeron en octubre los pedidos de bienes duraderos en un 0,7%, debido en gran parte a la contracción en las órdenes de aviones.

Con todo, la demanda de bienes de capital sufrieron la mayor contracción desde enero, tras dos meses consecutivos de avances.

Los bienes duraderos tienen una vida útil de por lo menos tres años y los pedidos fluctúan mucho de mes a mes.

Un tercer informe indicó que el número de estadounidenses que solicitaron beneficios por seguro de desempleo subió levemente la semana pasada a 393.000 tras dos meses consecutivos de bajas.

Algunos economistas quedaron desanimados por los informes, especialmente tras aparecer uno a principios de mes según el cual los estadounidenses gastaron más en octubre a nivel detallista por quinto mes consecutivo.

El economista Paul Dales, de la firma Capital Economics, dijo que la desaceleración del gasto consumidor y menores inversiones empresariales indican que el crecimiento económico del cuarto trimestre será inferior al 3% pronosticados, quedando en un 2,5%.

El gasto consumidor creció el mes pasado un 0,1%, dijo el Departamento de Comercio, la peor actuación en 4 meses. Empero, el gasto en bienes duraderos como automóviles experimentó un sólido repunte, cayendo en los bienes no duraderos como ropa y alimentos.

Además, el informe indicó que los estadounidenses vieron aumentar sus ingresos en octubre, un salto del 0,4% y la mejor actuación desde marzo. El avance fue encabezado por los aumentos de jornales y salarios en el sector privado.

Tras el descuento de los impuestos y los ajustes por la inflación, los ingresos crecieron en octubre un 0,3%.