La Fuerza Pública de Costa Rica interceptó cerca de la frontera con Nicaragua un camión en el que viajaban 61 nicaragüenses indocumentados, entre ellos cuatro niños, informó hoy el Ministerio de Seguridad.

Los hechos ocurrieron la noche del martes en la comunidad de Dos Ríos, cercana a la frontera con Nicaragua, cuando los oficiales detectaron el camión que transportaba a los nicaragüenses "en condiciones sumamente riesgosas", indicó el Ministerio de Seguridad en un comunicado.

Los indocumentados, entre ellos cuatro niños con edades entre 1 y 10 años, viajaban en el contenedor cerrado del camión y ahora se encuentran a las órdenes de la Policía de Migración, que los repatriará a Nicaragua en las próximas horas.

El camión era conducido por un hombre de apellidos Alvarado Enríquez, de 37 años, quien era acompañado por otro sujeto de apellidos Dinarte Pasos, de 28 años, ambos costarricenses.

Estos dos hombres fueron detenidos y se encuentran a las órdenes de autoridades judiciales como sospechosos del delito de "coyotaje" o tráfico ilegal de personas, que en Costa Rica es penalizado hasta con ocho años de prisión.

Aunque no hay un número oficial, distintas fuentes indican que en Costa Rica, país de 4,5 millones de habitantes, viven entre 500.000 y un millón de nicaragüenses que han emigrado de su país debido a la pobreza y falta de oportunidades laborales.