Cristiano Ronaldo y George Clooney están entre más de 200 testigos que un tribunal de Milán aceptó el miércoles en el juicio al ex premier Silvio Berlusconi por presuntamente haber pagado para acostarse con una prostituta menor de edad.

Niccolo Ghedini, abogado de Berlusconi, le dijo a los reporteros que Cristiano, el astro portugués del Real Madrid, y Clooney están en la lista de testigos de la defensa debido a que los mencionó un importante testigo de la fiscalía, informó una agencia noticiosa italiana.

Ghedini dijo que ellos desean rechazar el testimonio de ese testigo.

Clooney ha dicho que representantes de Berlusconi le contactaron para que dé su testimonio sobre las fiestas "bunga bunga" en las villas del primer ministro de 75 años, pero dice que sólo visitó su residencia en una ocasión con el fin de solicitar ayuda para la región sudanesa de Darfur y declinó una invitación a pasar la noche allí.

Su ex novia Elisabetta Canalis también aparece en la lista de testigos de la defensa.

En una entrevista con la edición electrónica de la revista Time, Clooney dijo estar dispuesto a dar su testimonio, pero aclaró que "no estuve en la fiesta bunga bunga".

"Fui para hablar acerca de Darfur. ... Fue una conversación muy interesante, por decir lo menos, y se convirtió en un evento muy distinto al que cualquiera pudo haber pensado", afirmó.

Al concluir la reunión, Clooney dijo que lo invitaron a quedarse a una fiesta. El actor estadounidense respondió: "No, me tengo que ir".

La lista de testigos también incluye a Karima el-Mahrug, la adolescente marroquí que presuntamente tuvo relaciones sexuales con Berlusconi a cambio de dinero. Tanto ella como el ex premier han negado lo anterior.

Otros que testificarán son tres ex asesores que están siendo juzgados por separado por su presunto papel para organizar fiestas en las que había relaciones sexuales, así como Mariano Apicella, que ha grabado cuatro discos compactos con el ex premier y con frecuencia suele cantar en sus residencias.

Dos integrantes del ahora difunto gobierno de Berlusconi, el ex canciller Franco Frattini y la ex ministra de Educación, Mariastella Gelmini, también darán su testimonio.

El juicio continúa la próxima semana con los primeros testigos.