El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, indicó hoy que el presidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, recibirá tratamiento médico en un centro de Nueva York, a donde se trasladará después de firmar la iniciativa propuesta por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) para el traspaso del poder en ese país.

"Me siento animado por la evolución positiva que se está produciendo en Yemen", dijo Ban hoy a la prensa en Naciones Unidas, al tiempo que indicó que él mismo telefoneó el martes a Saleh "para pedirle que firme el acuerdo".

El máximo responsable de la ONU agregó que el presidente yemení "me dijo que lo haría inmediatamente y preguntó por el apoyo de Naciones Unidas si fuera necesario".

Saleh ya firmó hoy en Riad esa iniciativa que permitirá el traspaso pacífico del poder en Yemen y que debe de poner fin a la crisis que arrastra el país desde comienzos de este año, cuando comenzaron las protestas de la llamada "primavera árabe".

Ese pacto otorga al vicepresidente del país, Abdo Rabu Mansur Hadi, las competencias necesarias para aplicar la iniciativa del CCG y organizar elecciones presidenciales anticipadas en el plazo de 90 días desde la firma del documento, indicó en la capital yemení el enviado especial de la ONU, Yamal Benomar.

Después de estos tres meses, según el enviado de la ONU, empieza una etapa de transición de dos años en la que se formará un Gobierno de unidad nacional, al tiempo que se organizará un congreso de diálogo nacional integral para garantizar una participación amplia para trazar el futuro de Yemen.

La iniciativa del CCG (Arabia Saudí, Omán, Catar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Baréin) fue diseñada a finales de abril pasado para resolver la crisis en Yemen, que desde el pasado 27 de enero es escenario de protestas contra Saleh.

Ban, por su parte, explicó también que subrayó a Saleh que "Naciones Unidas no escatimará esfuerzos" y que él mismo "hará todo lo posible para movilizar recursos y apoyar el retorno de la paz, la estabilidad y el orden democrático en Yemen".

"Me siento animado por el trabajo conjunto con el CCG y otros socios", dijo el máximo responsable de la ONU a la prensa antes de entrar a un debate del Consejo de Seguridad sobre seguridad internacional.

Asimismo, indicó que Saleh le comunicó que tras esa entrega de poderes "vendrá inmediatamente a Nueva York para recibir tratamiento médico. Eso es lo que dijo. Si viene a Nueva York, me reuniré con él".

El presidente yemení sufrió el pasado 3 de junio un atentado y posteriormente se trasladó a Arabia Saudí para recibir cuidados hospitalarios por las heridas que sufrió en el pecho y en la cabeza debido al impacto de un proyectil contra el complejo presidencial en Saná.

Ese atentado causó la muerte de siete oficiales de los servicios de seguridad y dejó heridos a varios altos cargos del régimen yemení.

Las manifestaciones pacíficas contra el presidente de Yemen, que es el país más pobre de la península Arábiga, comenzaron en enero pasado y desde entonces se han producido enfrentamientos diarios entre las fuerzas gubernamentales y milicias tribales y militares desertores.

Desde entonces el país vive una situación de crisis y de revuelta popular contra el régimen de Saleh, quien ha presidido Yemen desde la unificación entre el norte y el sur en 1990, aunque desde 1978 era el gobernante de Yemen del Norte.