Un legislador estatal dijo el miércoles que patrocinó la nueva ley antiinmigrantes de Alabama en parte para alentar a los inmigrantes ilegales a abandonar el estado.

Micky Hammon, congresista estatal republicano, declaró en un juicio ante un tribunal federal que intenta bloquear la aplicación de la ley contra los inmigrantes que quieren renovar los permisos requeridos para sus viviendas prefabricadas.

Dos inmigrantes del condado de Elmore impugnaron un artículo de la ley que prohibe la mayoría de los contratos cuando una de las partes es un inmigrante ilegal. Grupos de derechos cívicos han impugnado la ley porque obliga a los inmigrantes a abandonar el estado, entre otros motivos.

Los demandantes pidieron al juez federal Myron Thompson que emita una orden para prohibir que los funcionarios estatales se nieguen a renovar los permisos.

No estaba claro cuándo emitiría Thompson su fallo.