El APOEL Nicosia ha hecho historia al convertirse en el primer club chipriota que disputará los octavos de final de la Liga de Campeones, después de empatar, contra el Zenit y sin goles, en su visita a San Petersburgo.

Los hombres de Ivan Jovanovic, que no conocen la derrota en lo que va de competición, necesitaban un empate y lo consiguieron en un partido en el que han sido claramente inferiores al Zenit.

El portugués Danny, duda hasta última hora, salió de inicio y su equipo lo agradeció. Su presencia dinamizó el juego y ocasionó algunos apuros a la defensa chipriota en los primeros compases.

Sin embargo, los visitantes, que en su línea habitual renunciaron a la posesión del balón, fueron asentándose sobre el terreno de juego. Bien colocados, los acercamientos rusos se limitaban a algún remate aislado en segunda jugada como el protagonizado por Ziryanov tras una asistencia de Bujárov, que sacaba bajo palos Oliveira.

Con el dominio del juego y buscando la victoria que les garantizara el pase matemático a octavos, el Zenit siguió con su acoso sobre el marco de Pardo. El meta belga-español, muy metido en el choque, desbarató la ocasión más clara de la primera mitad al sacar una buena mano a golpeo a bocajarro de Fayzulin tras fallo de Alexandrou.

En el comienzo del segundo acto, de nuevo Pardo tuvo que aparecer para salvar a su equipo, esta vez despejando un potente golpeo de Danny desde el costado derecho.

Fue instantes después, en el minuto 55, cuando el fútbol pasó momentáneamente a un segundo plano. El colegiado alemán Felix Byrch decidía suspender el choque y retirar a los jugadores del terreno de juego durante siete minutos debido a la escasa visibilidad producida por el humo de las bengalas presentes en el Petrovski Stadion. El choque ya se había interrumpido anteriormente en el 36 por el mismo motivo.

Lejos de bajar el ritmo tras el parón, los locales siguieron con su insistencia ofensiva. Esta vez era Bujárov con un remate de cabeza que impactaba en el larguero y cuyo rechace acababa enviando fuera cuando lo tenía todo de cara para marcar.

Si clara fue esa oportunidad, lo fueron aún más las que tuvieron Bystrov y Danny instantes más tarde. El primero, que había entrado en la segunda mitad, metía la puntera en un balón suelto, pero Charalambides acababa despejando sobre la misma línea con el portero batido. El portugués buscó portería con un disparo lejano que obligó a lucirse a Pardo, muy inspirado en la tarde de hoy.

Al final, la falta de acierto castigó al Zenit, que deberá jugarse su pase a la siguiente ronda visitando al Oporto en la última jornada.

- Ficha técnica:

0 - Zenit: Malaféev; Anyukov, Hubocan, Lombaerts, Criscito; Zyriánov (Bystrov, m.55), Denísov, Shirókov (Lazovic, m.86); Fayzulin, Danny y Bujárov.

0 - APOEL: Pardo; Alexandrou (Ilia, m.45), Paulo Jorge, Oliveira, Solomou; Pinto, Morais, Charalambides, Manduca, Trickovski (Adorno, m.88); Aílton (Jahic, m.66).

Árbitro: Felix Brych (GER). Mostró tarjeta amarilla a Alexandrou (m.41), Criscito (m.45), Ilia (m.52). Lombaerts (m.84), Paulo Jorge (m.91) y Hubocan (m.93).

Incidencias: Partido disputado en el Petrovski Stadion de San Petersburgo correspondiente a la quinta jornada del Grupo G de la Liga de Campeones. El choque tuvo que suspenderse en el minuto 36 y el 55 de debido a la falta de visibilidad ocasionada por el humo de las bengalas presentes en el campo.