El espacio aéreo uruguayo se volvió a ver afectado hoy por las cenizas del complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón Caulle, que provocaron hasta ahora la cancelación de 14 vuelos en el Aeropuerto Internacional de Carrasco (AIC), de Montevideo, informaron a Efe fuentes aeroportuarias.

Según Jorge Bentos, jefe de operaciones terrestres de Puerta del Sur, la empresa concesionaria del AIC, los primeros vuelos se cancelaron a partir de las 06.00 hora local (08.00 GMT).

Entre los pasajeros afectados se encuentran aquellos que pretendían tomar el vuelo de Iberia a Madrid a media jornada y los que llegaban horas antes desde la capital española en la misma aeronave.

La situación ha forzado a la compañía a reubicar a los perjudicados el miércoles "en un avión un poco más grande".

También han sido suspendidas las conexiones de American Airlines con Miami (Estados Unidos) y Taca con Lima, detalló Bentos.

La mayoría de conexiones del aeropuerto uruguayo son con ciudades de Argentina, Chile, Brasil y Paraguay, destinos que no han sido todos completamente descartados, pues algunas compañías han decidido volar, como Lan con un vuelo que partió a Santiago de Chile a media mañana.

Puerta del Sur solamente informa a las aerolíneas de las condiciones de vuelo, pero son estas últimas las que deciden sobre sus actividades.

Según los expertos, el principal peligro de volar con ceniza volcánica en el aire, además de la falta de visibilidad, es que el polvo es abrasivo y puede llegar a colapsar los motores de la aeronave.

Aunque Puerta del Sur está esperando el último parte sobre la situación de las cenizas, que también han obligado a suspender vuelos en la vecina Buenos Aires, Bentos indicó que "el viento es fuerte y probablemente la situación evolucione" para mejor.

Las cenizas que emite el complejo volcánico chileno desde hace medio año han provocado problemas periódicos para el tráfico aéreo en el Cono Sur suramericano, con millonarias pérdidas para las compañías, y llegaron incluso a afectar a Australia y Nueva Zelanda.