El Shakhtar Donetsk recibe mañana al Oporto en un partido a vida o muerte, ya que los ucranianos necesitan los tres puntos si aún quieren aspirar a clasificarse para la segunda fase de la Liga de Campeones.

Los ucranianos, cuartofinalistas la temporada pasada, son la gran decepción de esta edición de la máxima competición continental, ya que son colistas del grupo G con solo dos puntos.

"Este es el partido más importante de la temporada", aseguró Mircea Lucescu, técnico del Shakhtar.

El rumano no exagera, ya que una derrota pondría en entredicho la política de fichajes del club ucraniano, que ha tirado la casa por la ventana en los últimos años para fichar numerosos jugadores brasileños y latinoamericanos, en perjuicio de los locales.

Segundo en liga, el Shakhtar debe ganar para, al menos, garantizar un puesto en la Liga Europa, competición su reemplaza a la UEFA, torneo que los ucranianos fueron los últimos en ganar en 2009.

Con todo, Lucescu no pierde la esperanza y confía en que el regreso a los terrenos de juego de Jadson y Fernandinho, que estuvieron varias semanas lesionados, de nuevo aire al equipo.

El que no podrá contribuir a la victoria es el capitán, el croata Dario Srna, sancionado por acumulación de amonestaciones, mientras el exbarcelonista Chygrynsky aún no se ha recuperado de su lesión.

Las reducidas opciones de los ucranianos, con apenas dos puntos conseguidos en cuatro partidos, pasan por ganar y rezar para que una carambola les deje todavía con vida para la última jornada, mientras el Oporto necesita de un triunfo para jugarse el pase con el Zenit ruso en casa.

Los portugueses llegan a este duelo con la moral tocada después de una dolorosa eliminación en la Copa de Portugal frente al Académica, contra el que cayó estrepitosamente por 3-0 el sábado.

Pese a seguir líder de la Liga lusa, los "dragones" siguen sin encontrar el buen juego que los distinguió la temporada pasada, cuando lograron alzarse con cuatro títulos e incluso su entrenador, Vítor Pereira, ya está en la cuerda floja.

La prensa portuguesa especula hoy con una posible dimisión del técnico, quien lleva las riendas del banquillo blanquiazul desde el verano por la salida de André Villas-Boas hacia el Chelsea inglés, y con el que trabajó el año pasado como segundo entrenador.

El malestar de la hinchada con el equipo, evidenciado el fin de semana con abucheos al autobús que trasladaba a jugadores y cuerpo técnico, también se ha reflejado en una web creada ex profeso por algunos aficionados bajo el título "¿Ya fue despedido Vítor Pereira"?, y que ha puesto en marcha un cronómetro que señala cuánto tiempo lleva en el cargo y que sólo se detendrá con su salida.

Los portugueses llegan con importantes bajas a Ucrania, ya que no viajaron por lesión el francés Mangala, el colombiano Guarín, el brasileño Álex Sandro, el argentino Iturbe y el rumano Sapunaru.

Tampoco podrá ayudar al Oporto el punta brasileño Walter, lo que ha llevado a Pereira a volver a contar con el uruguayo Cristian Rodríguez por primera vez desde el 15 de octubre.

El duelo de mañana será especial para el brasileño Hulk, un tanto apagado en este arranque de temporada, y que cumplirá mañana su 40º partido con el Oporto en competición internacional.

Alineaciones probables:

Shakhtar: Pyatov; Rat, Chygrynskiy, Rakitskiy, Srna; Willian, Fernandiho, Hübschman, Jadson; Costa y Adriano.

Oporto: Helton; Fucile, Otamendi, Rolando, Pereira; Fernando, Joao Moutinho, Defour; James, Kléber y Hulk.

Árbitro: Craig Thompson (Escocia)

Estadio: Donbass Arena

Hora: 19.45 horas GMT (21.45 hora local).