Los simpatizantes del artista y disidente chino Ai Weiwei, acusado de supuesta evasión de impuestos y ahora también investigado por pornografía, están colgando en internet fotografías desnudos para protestar por esta incriminación.

Se trata de una nueva campaña de apoyo al artista y de protesta tras calificar el régimen de pekín de pornográficas una serie de fotos de autorretratos del artista con desnudos, tras ser detenido sin cargos durante 81 días en primavera y acusado después de supuesta evasión fiscal, por la que afronta una multa de 2,3 millones de dólares (1,7 millones de euros).

Hasta ahora, un centenar de seguidores han publicado fotos en la web "Escucha, Gobierno chino, los desnudos no son pornografía" (http://awfannude.blogspot.com/view/flipcard).

En una de ellas, un simpatizante aparece desnudo en la famosa plaza de Tiananmen, otro imita "El Pensador", de Auguste Rodin, con una computadora y sentado en el baño; algunos levantan su dedo corazón en actitud desafiante emulando una serie de fotografías de Ai; y en otros casos posan como "El David", de Miguel Ángel.

Los hay que incluso se han fotografiado con una alpaca de peluche cubriendo sus genitales, en alusión a una controvertida fotografía de Ai (el artista posó desnudo con una alpaca cubriendo sus genitales) que descrita en chino "cubre el centro con la alpaca" suena de forma parecida a "jode a tu madre Comité Central" (del Partido Comunista de China).

Se trata de la segunda campaña de apoyo al artista conceptual de 54 años en el último mes, después de que sus simpatizantes lograran reunir en quince días 1,4 millones de dólares (casi un millón de euros) como fianza para apelar la multa por supuesta evasión fiscal.

Los irreverentes seguidores empezaron a publicar sus desnudos en la web este fin de semana, después de que se supiera que una de las asistentes de Ai fue detenida para ser interrogada en relación con una foto tomada en agosto de 2010 en la que el artista aparece desnudo con cuatro mujeres, llamada "Un tigre, ocho pechos".

El diseñador del estadio olímpico de Pekín lleva a cabo esta serie artística de autorretratos desnudo desde hace un par de años como parte de su labor creativa, más conocida en el extranjero que en China, y con un marcado carácter político.

Según los seguidores de Ai, esta nueva investigación por pornografía es infundada y consiste en otro intento por silenciar al artista, una de las voces críticas con el Gobierno chino y que más difusión tiene, ya que cuenta con unos cien mil seguidores en su cuenta de Twitter y fama internacional en el sector artístico.

El Gobierno chino declinó ayer realizar comentarios sobre las nuevas investigaciones por pornografía contra el artista.

"En este momento, no tenemos más información que facilitar. Las autoridades fiscales chinas continúan investigando el caso de acuerdo con las regulaciones y procedimientos pertinentes", señaló el portavoz de la cancillería china Liu Weimin.

Ai, hijo del venerado poeta revolucionario Ai Qing, depositó la semana pasada una fianza para evitar una investigación penal y pedir la apelación de la multa por supuesta evasión fiscal, que según él, sus seguidores y grupos de derechos humanos está motivada por su activismo político.

El artista señaló a Efe la semana pasada que no tiene esperanzas de ganar el caso, ya que además el buró de Hacienda exigió que la fianza se ingresara en una cuenta bancaria, lo que no es conforme con la ley porque las administraciones públicas no pueden tener este tipo de cuentas.

La detención de Ai ha sido la más destacada entre los cientos que el Gobierno chino ha practicado desde febrero, con el fin de atajar cualquier atisbo de emulación de una "Primavera Árabe" en su territorio.