El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, hizo hoy en Londres un apasionado alegato en favor del futuro y las posibilidades de Latinoamérica, a la que calificó de "verdadera potencia".

Durante una conferencia en Canning House, considerada la Casa de América en Londres, el presidente colombiano dijo que "ésta puede ser la década de América Latina ya que el mundo debe mirar a esta región como socio estratégico para resolver los grandes restos de la humanidad".

Santos enumeró el crecimiento económico, la estabilidad política y la democratización para asegurar que si los países de la región se integran y trabajan juntos, "como está pasando, nos convertiremos en una verdadera potencia".

La conferencia fue el último acto de la vista oficial de Santos al Reino Unido, en la que ha sido recibido entre otros por el primer ministro británico, David Cameron, y la reina de Inglaterra, Isabel II, y durante la cual se ha querido escenificar el interés de ambos países por potenciar sus relaciones.

En este sentido, el presidente colombiano recordó un discurso del ministro de Exteriores británico, Willim Hague, que el año pasado aseguró que "desde cualquier punto de vista, América Latina importa" con lo que ponía fin a una época de alejamiento del Reino Unido hacia esta región.

Uno de los puntos en los que más insistió el mandatario colombiano, en el poder desde agosto de 2010, fue en que las economías de América Latina están creciendo, y sus pronósticos son aún mejores algo que hace aumentar las oportunidades.

En este sentido, Santos citó a la revista "The Economist" que aseguró que si la región mantiene el crecimiento de los últimos años, doblará su ingreso per cápita en el año 2025, alcanzando una media de 22 mil dólares.

También recordó un reciente estudio del banco HSBC que predice que cinco países de la zona- Brasil, México, Argentina, Colombia y Venezuela, estarán dentro de las 30 mayores economías del mundo en 2050.

Además, el presidente colombiano durante su alegato en favor de América Latina explicó que se trata de una de las regiones menos afectadas por la crisis financiera mundial, ya que se "supo reaccionar con las correctas políticas fiscales y monetarias".

Durante su conferencia, Santos mostró su "inmensa satisfacción " porque la democracia es la regla y no la excepción en la región.

Y además invitó a los británicos a que aprendan español, "un idioma que hablan 400 millones de personas en cerca de 25 países".

Como un guiño a sus anfitriones, Santos dijo además que ni los colombianos ni los latinoamericanos olvidan "el papel fundamental que Inglaterra jugó como socia y aliada de las causa de nuestra independencia".