Las autoridades rusas reconocieron el martes que son casi nulas las probabilidades de reactivar una sonda espacial que quedó atrapada en órbita terrestre tras lanzarla hacia una de las lunas de Marte, según agencias noticiosas rusas.

La nave no tripulada Fobos-Terreno, valuada en un equivalente a 170 millones de dólares, fue lanzada hace dos semanas y alcanzó preliminarmente la órbita terrestre, pero sus motores jamás se encendieron para que la impulsaran hasta el planeta rojo.

Los ingenieros rusos han intentado recuperar información de la sonda cuando pasa por su territorio pero no han establecido contacto con el aparato.

"Tenemos que ser realistas. Como no hemos logrado establecer contacto con la nave por bastante tiempo, son muy remotas las posibilidades de completar la misión", dijo el subdirector de Roscosmos, Vitaly Davydov, citado por la agencia noticiosa Interfax.

Davydov dijo que los ingenieros rusos continuarán intentando hasta finales de mes activar los motores de la sonda para orientarla en su trayectoria hasta Fobos, una de las dos lunas de Marte.

Los científicos podrían corregir el problema si éste se debe a una falla en el programa informático, pero algunos expertos consideran que derivó de partes tangibles de la computadora de la nave, lo cual es difícil de reparar.

El fracaso de esta misión podría derivar en un cambio de prioridades en la investigación espacial de Rusia. Es más probable que la agencia espacial rusa se concentre en la investigación de la Luna en lugar del estudio de Marte, dijo Davydov.

La sonda pesa 13,2 toneladas métricas (14,6 toneladas) y la mayor parte, 11 toneladas métricas (12 toneladas), corresponde a combustible altamente tóxico.

Davidov dijo el martes que la sonda Fobos-Terreno podría estrellarse en Tierra entre finales de diciembre y finales de febrero. El lugar donde caería la nave sólo puede establecerse con un día de anticipación, agregó.

Davydov insistió en que "según los cálculos, la probabilidad de que la sonda caiga encima a alguien, es casi cero".

Un sitio de internet que rastrea satélites mostró que la sonda pasó por América del Norte el martes por la mañana tiempo de Moscú.