En una oficina del Departamento de Vehículos Motorizados de la capital del país, los automovilistas pueden obtener una licencia de manejo, placas temporales y algo que carece totalmente de relación con la vialidad: un examen gratuito de detección del virus de inmunodeficiencia humana.

En una ciudad con uno de los promedios más altos de residentes con VIH o sida, funcionarios de salud han dedicado el último año al programa de detección de VIH vinculado al examen de manejo. Desde que inició el programa en octubre del año pasado, más de 5.000 personas se han realizado el examen en la oficina de control vehicular y obtenido los resultados mientras esperan.

Ahora, los funcionarios están ampliando el programa, ofreciendo exámenes por primera vez en una oficina donde residentes de Washington se registran para obtener cupones de alimentos, servicio de Medicaid y otras prestaciones del gobierno.

El lunes, primer día del programa, 60 personas se realizaron la prueba, señalaron funcionarios. Como incentivo, se les ofrecía una tarjeta de regalo por cinco dólares para ser canjeada en una tienda local de comestibles.

"Uno debe acudir a donde se encuentra la gente", explicó Sheila Brockington, quien supervisa los exámenes de VIH en la oficina del DMV en el sureste de Washington, el único de los tres centros de servicio de la ciudad donde se ofrece.

El programa de exámenes no es operado por el DMV, sino por un grupo no lucrativo, Family and Medical Counseling Service Inc., el cual utiliza una oficina dentro del lugar. Para asegurar la confidencialidad, los residentes son examinados y reciben los resultados en la oficina privada, lejos de la presencia de quienes realizan sus trámites usuales con el Departamento de Vehículos Motorizados.