Un portavoz de los talibanes paquistaníes negó el miércoles que su grupo hubiese llegado a tregua alguna, ni que sostenga conversaciones con el gobierno.

La declaración del grupo insurgente fue hecha después de un ataque a una estación policial donde murieron dos agentes.

El portavoz talibán Ehsanula Ehsan atribuyó a su grupo la responsabilidad del ataque en Dera Ismail Khan, en el noroeste de Pakistán.

Un vocero policial Sohail Khan dijo que docenas de milicianos lanzaron granadas a una estación policial en Daraban y a continuación acribillaron a dos oficiales en el interior del local. Otros cuatro policías quedaron heridos. Los milicianos se apoderaron del armamento que había en la estación, de uniformes de policía y se fugaron.

Un comandante talibán había dicho el lunes que el grupo llegó a un acuerdo de tregua hace un mes a fin de alentar las recientes conversaciones de paz con el gobierno. Habló a condición de mantenerse anónimo por la reserva requerida por el asunto.