La IV Feria del Libro de Quito, que comenzará el viernes, se convertirá este año también en la Feria de las Identidades, al celebrar la diversidad de Ecuador, y contará por primera vez con un país invitado de honor, Perú, según dijo hoy la Ministra de Cultura, Érika Sylva Charvet.

"Somos andinos, somos latinoamericanos y estamos celebrando esa multiplicidad de identidades", enfatizó la ministra en una rueda de prensa en el Museo Nacional de la Casa de la Cultura para presentar la feria, que durará hasta el 4 de diciembre.

Los organizadores esperan mejorar el desempeño del año pasado, cuando hubo cerca de 55.000 visitantes, frente a los 150.000 a los que aspiraban.

Este año su meta es recibir a más de 120.000 personas en el Centro de Exposiciones de Quito (Cemexpo), un lugar más espacioso que el Palacio Itchimbía, donde se celebró el año pasado, pero alejado del centro, al ubicarse en la localidad de Pomasqui, al norte de la capital.

La feria tendrá 90 expositores, entre los que destacan Rosella Di Paolo de Perú, Claudia Mosquera de Colombia, Joaquim Pedro de Mozambique, Jean Rahier de Congo y Pablo Ramos de Argentina, que se sumarán a novelistas y poetas de Venezuela, Brasil, Cuba, México e Irán, además de Ecuador.

Como primer país extranjero protagonista de la feria, Perú participará en los foros y coloquios de escritores, y también tendrá un estand con exposiciones musicales y muestras gastronómicas, explicó su Embajador en Ecuador, Javier León.

Está previsto que acudan el Canciller de Perú, Rafael Roncagliolo, y la Primera Dama, Nadine Heredia, quien es comunicadora social con una maestría en sociología.

"Con esto vamos a tener una buena representación de lo que es Perú, creo que la presencia de Perú en esta ocasión es una consecuencia lógica de lo que hemos venido trabajando", comentó León.

Durante la feria los libros tendrán ofertas especiales y el 1 de diciembre habrá descuentos de más del 50 por ciento, según Fabián Luzuriaga, presidente de la Cámara Ecuatoriana del Libro.

También participarán movimientos urbanos, como representantes de rockeros, hip hop y danza afro, con lo que el público podrá entender "qué hay detrás de vestirse de negro, de los tatuajes, de un grafiti", dijo Marcelo Negrete, representante del Frente Cultural Kitu.

Los organizadores ampliarán el abanico cultural de la Feria del Libro, al presentar no solo nuevas ediciones, sino encuentros entre escritores, jóvenes y autores indígenas, así como presentaciones de comics, arte y danza.